miércoles, septiembre 16, 2009

EL SIGLO - PANAMA


Es feo, pero no es ET. El “extraño ser” fue hallado ayer - muerto - por un niño que se bañaba cerca de Cerro Azul (al norte de ciudad de Panamá, capital de Panamá). Tiene piel
cremosa y sin pelos, con patas y brazos, cabeza pequeña, barriga abultada, fosas nasales y lengua: un fenómeno. La noticia corrió como pólvora. Incluso algunos, más fantasiosos, hasta dijeron que podía ser un extraterrestre. Después de ver las fotos publicadas, Jacobo Araúz, zoólogo de la Universidad de Panamá, cree que es un oso perezoso con algún tipo de “mutación anormal”.